miércoles, 19 de abril de 2017

Las enfermedades tropicales desatendidas suponen un reto para el desarrollo (Audioentrevista)

Por Eleuterio GUEVANE Y Jordi TRUJOLS
Periodistas de nuestra asociada RNU


El doctor Marcos Espinal, director de
Enfermedades Transmisibles de la OPS,
durante la Reunión Mundial de
Asociados sobre Enfermedades
Tropicales Desatendidas que se
celebra Ginebra.
Foto: ONU/Eleuterio Guevane.
Las enfermedades tropicales desatendidas son dolencias infecciosas que abundan en medios empobrecidos. En su mayoría son afecciones parasitarias transmitidas por insectos, aunque algunas se propagan a través de aguas contaminadas.

Esos males se presentan en ambientes calurosos y húmedos de clima tropical y en países de ingresos bajos, sobre todo de África y América Latina.

Pese a ser comunes, por lo general, estos padecimientos no tienen prioridad en los programas nacionales de salud.

Ante esta situación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó en 2007 una agrupación que trabaja en conjunto con los ministerios de sanidad de los países donde estas enfermedades son endémicas.

Para evaluar la situación y los retos que suponen en el futuro, Noticias ONU conversó con el doctor Marcos Espinal, director de Enfermedades Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante la Reunión Mundial de Asociados sobre esas dolencias, que se celebra Ginebra.


El experto destacó la relevancia del encuentro, la trascendencia del mismo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la importancia de las contribuciones por parte de los donantes.