miércoles, 19 de abril de 2017

Rechazó el priista Duarte de Ochoa ser extraditado de Guatemala

De la Mesa de Redacción
De CERIGUA


Javier Duarte de Ochoa, ex Gobernador de Veracruz, México, detenido el sábado en Panajachel, Sololá, decidió ante el Tribunal Quinto de Sentencia, NO ser extraditado a su país, hasta que México presente, en un plazo de 60 días, la solicitud de extradición.

 “Me reservo el derecho de allanarme hasta que llegue la solicitud formal de extradición de los Estados Unidos Mexicanos” dijo Duarte de Ochoa.

Este miércoles se llevó a cabo la audiencia de primera declaración del ex Gobernador de Veracruz, México, Javier Duarte de Ochoa, capturado con fines de extradición, el pasado sábado en el municipio de Panajachel, departamento de Sololá; el ex funcionario es sindicado en su país de los delitos de crimen organizado y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La diligencia dio inicio a las 13.30 horas, en tanto que el ex gobernador fue trasladado a la Torre de Tribunales aproximadamente una hora antes.

El tribunal informó a Duarte que el gobierno de Guatemala recibió una solicitud de parte de los Estados Unidos Mexicanos, para su captura; añadió que el vecino país deberá presentar en el plazo previsto la solicitud formal de extradición y toda la documentación que corresponda.

Al ser cuestionado por uno de los jueces sobre su tiempo de permanencia en Guatemala, el ex funcionario afirmó que tiene seis meses de estar en el país; por su parte la Unidad Especializada de Asuntos Internacionales del Ministerio Público comenzó a realizar la imputación de 53 hechos al ex funcionario.

La Fiscalía detalló que en 2010 el sindicado adquirió dos apartamentos valorados en 1.5 millones de dólares cada uno; el Fiscal dijo que ex gobernador de Veracruz Javier Duarte invitó a 5 personas para adquirir bienes inmuebles.

Duarte era buscado a nivel internacional desde hace seis meses; las autoridades mexicanas giraron la orden de aprehensión en su contra el 14 de octubre de 2016 por presuntamente cometer actos ilícitos.


Según la versión oficial, el ex gobernador acudió a la recepción del hotel para quejarse de un problema de comunicación en su habitación, cuando fue sorprendido por los agentes.